flotas-transporte-gm-fuel

Gestión eficiente de combustible en flotas de transporte

Sácale el mayor partido a tu flota con GM Fuel

El gasto en combustible es una de las partidas que más preocupa a los gestores de flotas de transporte, sean grandes, medianas o pequeñas y cada vez son más los que buscan la eficiencia, tanto en lo empresarial como en la sostenibilidad. Podríamos decir que una gestión adecuada del carburante es aquella que diseña y pone en práctica un sistema de control, supervisión y seguimiento del consumo en una flota.

¿Qué debemos tener en cuenta?

No podemos dejar pasar aspectos como la planificación de rutas y vehículos, las técnicas para una conducción más eficiente, un correcto mantenimiento de la flota y la calidad del servicio que se presta al cliente.

Para hablar de este tema vamos a recurrir a los datos e informes del Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, IDAE,  perteneciente al Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital a través de la Secretaría de Estado de Energía. Así, en la Guía para la Gestión del Combustible en las Flotas de Transporte por Carretera se afirma que los gastos de combustible serán distintos en función de la flota: desde algo más que 5% para vehículos pequeños y poco kilometraje al 30%  de  vehículos de gran tonelaje y largo recorrido.

Según esta guía, un ahorro del 10 % en el combustible puede suponer un ahorro del 31%, algo que sencillamente puede conseguir que una flota sea rentable o no. ¿Y si pudieras ahorrar y además tener un combustible de calidad?

Pero la eficiencia, como decíamos al principio, no sólo es una cuestión de dinero. Una correcta gestión de la flota puede conseguir reducir las emisiones a la atmósfera. También a ser más respetuosa con el medio ambiente y  mejorar la imagen de la compañía. Incluso puede llevar a  la ampliación de la cartera de clientes. Actualmente, el sector del transporte es el que más energía consume en España, con 39% del total. En GM Fuel somos conscientes del reto que la sostenibilidad supone para el transporte. Por ello apostamos por las energías renovables como el biodiésel y por aditivos como el Adblue. Éste permite reducir las emisiones de los motores diésel.

Seguimiento global e individualizado

Otro de los aspectos fundamentales de una correcta gestión de la flota es el seguimiento de los consumos y las rutas, tanto en conjunto como de cada uno de los vehículos. Por eso, en GM Fuel Card cada flota cuenta con un control que permite  realizar un seguimiento pormenorizado a cada uno de los vehículos de la flota a través de un sistema de seguridad.
¿Quieres saber más sobre cómo gestionar mejor el combustible de tu flota? Contacta con nosotros.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *