GM Fuel es la opción responsable por eficiencia, economía y sostenibilidad

El aditivo Aderco que utiliza GM Fuel mejora la eficiencia de los vehículos y reduce la contaminación.

 

El secreto de la eficacia de unos combustibles respecto a otros se encuentra en la mayoría de las ocasiones en los aditivos que los acompañan y que mejoran tanto el rendimiento del vehículo, además de cuidarlo.

En en caso de GM Fuel, uno de esos aditivos es Aderco, que permite una reducción de la contaminación. A eso hay que sumarle una mayor economía de combustible y menos piezas de repuesto. Con todo, obtenemos una mejora de la eficiencia, una reducción de los costos y un beneficio para el medio ambiente.

Una de sus características principales es que es 100% orgánico, reduciendo los efectos nocivos de las impurezas en los combustibles modernos y mejorando la combustión.

Los motores tratados con Aderco usan menos combustible, son más fiables y contaminan menos. Y no hay que esperar mucho, ya que comienza a trabajar tan pronto como se agrega al tanque.

 

Beneficios antes de la combustión:

Las impurezas en el combustible forman aglomerados, que acumulados en filtros y bombas de obstrucción reducen su vida útil y obstaculizan la entrega del combustible, que además se queda atrapado en los lodos del fondo de los tanques.

 

  • Aderco divide aglomerados y los dispersa.
  • Los lodos se descomponen para liberar combustible.
  • Los tanques están más limpios y protegidos contra la corrosión.

 

El combustible fluye más libre y los filtros permanecen limpios por más tiempo, lo que evita un servicio reducido y costos de reemplazo, además de una mayor fiabilidad.

Aderco también puede resolver la contaminación del agua, la estratificación y la oxidación del combustible.

 

Durante la combustión

La combustión incompleta reduce el rendimiento y aumenta el desgaste del motor. Además redunda en residuos y depósitos en inyectores, pistones y cilindros.

Con Acerco:

  • Los contaminantes en el combustible se dispersan y se queman de manera más eficiente.
  • El aditivo produce una niebla de combustible mucho más fina: las gotitas son más pequeñas y de mayor número, mejorando combustión.
  • Se reduce la contaminación del aceite lubricante y aumentan las propiedades lubricantes del combustible.
  • Es 100% orgánico y no deja ningún rastro de metal o ceniza.

En definitiva, los motores tratados con Aderco usan menos combustible, requieren menos mantenimiento y son más confiables.

 

Después de la combustión

La combustión incompleta es un factor importante en la contaminación. Los motores tratados con nuestro aditivo tienen un escape notablemente más limpio, o lo que es lo mismo, con menos emisiones de contaminantes como CO y NOx. También hace que el arranque sea más fácil y suave, lo que equivale a menos menos ruido y humo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *