Diésel Plus, sin nada de espuma

Gmfuel es la única compañía que lo comercializa.

Nuestro Diesel Plus ha sido diseñado para satisfacer las necesidades de los motores diésel más exigentes. Su cuidada fórmula protege al máximo el motor, mejorando su vida útil y conservando las características como el primer día.

El Gasóleo Plus de GmFuel no genera nada de espuma, lo que optimiza el tiempo de repostaje y capacidad de llenado del depósito de combustible. GmFuel es la única compañía que comercializa esta exclusiva fórmula de Diesel Plus, pruébala y disfruta ya ya de todas sus ventajas:

· Optimización de los tiempos de repostaje. 

· Maximización del depósito (mayor carga al no generar nada de espuma)

· Mejor inyección al no generar espuma alguna.

· Evita salpicaduras de sobrellenado.

GM Fuel amplía su red de estaciones de servicio

En GM Fuel tenemos tan claro que queremos acercarte nuestra energía que no dejamos de crecer, con nuevas estaciones de servicio en las no sólo puedes encontrar el mejor carburante, también puedes disfrutar de todas las ventajas de GM Fuel Card. Vamos a hacer un repaso por algunas de ellas.

En Madrid se encuentra la 502 Madrid A3, en la que los usuarios disponen de Adblue, tienda y apertura 24 horas.

En Mataró, en la provincia de Barcelona, se encuentra la estación de servicio Península Mataró, con Adblue y servicio 24 horas, perfecta para los profesionales del transporte. Esos mismos servicios son los que ofrece la estación de servicio Torremocha, en Guadalajara, situada en la carretera Nacional II, un lugar estratégico para los profesionales en ruta.

Más al sur, en Carmona (Sevilla), se encuentra la estación de servicio Carmona, situada en la carretera Nacional IV. También en Andalucía, exactamente en la provincia de Cádiz, está situada la estación PG Palmones III, en el CC Bahía Plaza de Los Barrios. Por su parte, EESS El Galar está situada en Navarra, en el Paseo a Ind Meseta de Salinas Cl, 4, en El Galar.

Todas ellas tienen en común la vocación de servicio a los profesionales del transporte y el convencimiento de que, en cada viaje, queremos ser la energía que te acompañe. ¿Quieres conocerlas mejor? Conoce nuestra red de estaciones de servicio entrando en nuestra página web.

Las clases medias y bajas pagarán los efectos de la demonización del diésel

El 53% de los españoles considera imprescindible el uso del vehículo privado para sus desplazamientos habituales.

diesel

La criminalización del diésel está teniendo consecuencias que afectan directamente al medio ambiente y a las familias con ingresos medios y bajos. Los datos avalan esta afirmación, con un aumento de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) directamente relacionado con el incremento de las ventas de vehículos de gasolina, un 31% desde enero según Anfanc. La emisión de gases de efecto invernadero, responsables del calentamiento global, ha aumentado por primera vez en 10 años.

A todo esto hay que sumarle el efecto negativo que las nuevas exigencias en materia de emisiones tendrán en los ciudadanos con ingresos medios o bajos, que se verán perjudicados por la subida impositiva y las restricciones, así como lastrados ante la imposibilidad de adquirir un vehículo considerado ecológico. Es lo que afirma la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA).

Todo ello teniendo en cuenta que uno de cada dos españoles necesita emplear su vehículo particular para realizar sus tareas cotidianas, como ir a trabajar, ir a la compra, acudir al médico o llevar los niños al colegio.

La ACEA ha manifestado su compromiso con la reducción de emisiones, pero siempre y cuando se haga de forma asequible para todos los niveles de la sociedad, por lo que se muestran en contra de unos objetivos y una velocidad que perjudiquen la capacidad adquisitiva de los europeos. Precisamente, el inicio de las protestas de los chalecos amarillos en Francia tuvo como origen la subida impositiva al diésel a una clase media y baja ya de por sí depauperada. Para ACEA, el coste de la movilidad no puede ser la exclusión social.

Las medidas para demonizar el diésel no han tenido en cuenta, por ejemplo, que la nueva generación de este tipo de motores emite un 15% menos de CO2 que los de gasolina. Los vehículos eléctricos todavía no son capaces de ser una alternativa real, con una cuota de mercado que representa sólo el 8,2% de las ventas del pasado mes de noviembre.

“La clave es estimular la compra de vehículos nuevos a través de ayudas para todas las tecnologías capaces de cumplir con este fin”, señala el director general para España y Portugal de Greenchem, Oriol Canut.

Para terminar este artículo nos quedamos con las palabras de José Manuel Vassallo, Catedrático de Transportes y Profesor de Economía y Planificación del Transporte de la UPM, encargado de liderar el estudio de la Cátedra Amelio Ochoa de la Fundación Corell ‘Impacto en el transporte de las medidas para mejorar la calidad del aire en las ciudades. Aplicación a las restricciones por categoría de motor’: “Se habla de la importancia del desarrollo sostenible, pero hay que conseguir un difícil equilibrio entre los aspectos económicos, sociales y medioambientales. La preocupación por la mejora medioambiental es comprensible, pero no puede producirse a costa del crecimiento económico y el desarrollo social”.

Francia, chalecos amarillos, diésel y transporte

El anuncio de la subida de los precios del gasóleo por parte del gobierno francés ha provocado una intensa reacción por parte de la ciudadanía: el movimiento de los chalecos amarillos.

Manifestación de chalecos amarillos.

La subida de impuestos propuesta por el ejecutivo de Macron tenía como fin desmotivar el uso de las energías fósiles y caminar hacia una descarbonización del transporte. Sin embargo, el resultado ha sido el contrario, miles de franceses se han lanzado a la calle indignados ante la sensación de que sean ellos los que paguen la transición ecológica. Este movimiento ha crecido y se ha intensificado y diversificado, afectando a toda la sociedad y también al transporte español. Cada día, 2000 camiones españoles recorren las carreteras del país galo.

Y es que los ciudadanos, especialmente de las zonas rurales y las ciudades pequeñas y medianas, siguen necesitando desplazarse en su vehículo privado para sus necesidades diarias, desde ir a trabajar a hacer la compra. Este movimiento plantea una cuestión fundamental, cómo avanzar hacia la descarbonización sin demonizar las tecnologías fósiles y sin cargar el coste de la transición entre los ciudadanos con menos posibilidades de acceder a las nuevas tecnologías y que no se pueden permitir desprenderse de sus viejos automóviles ante la falta de sistemas de transporte público más allá de las grandes zonas metropolitanas.

Después de las protestas violentas de los últimas y del apoyo popular del 75% a los chalecos amarillos, el gobierno ha dado marcha atrás y ha anunciado la suspensión de la subida de tasas, pero la mecha entre la población ya ha prendido.

Las protestas, con ciudades en estado de alerta y cortes de tráfico en las principales vías del país, también ha tenido consecuencias para el transporte europeo y especialmente, el español, que necesita atravesar el país galo para llevar su carga al resto de países europeos.

Según informa ABC, los chalecos amarillos cuestan tres millones al día a los transportistas españoles según los cálculos de la Confederación Española del Transporte de Mercancías (CETM). Ante esa situación y la duración de un conflicto que dura ya tres semanas y sigue sin tener una solución a la vista, las asociaciones de transporte han exigido al Ministerio de Transporte que actúe para proteger los intereses de los transportistas y las empresas españolas.

Mientras tanto, en España, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto, ha afirmado que se ha generado una “alerta innecesaria” ante la propuesta de Moncloa de prohibir la matriculación de vehículos de combustión desde 2040 y su circulación, desde 2050. ¿Veremos chalecos amarillos en España?

Mientras España cierra la puerta al diésel, Japón las vuelve a abrir

El país nipón incentiva la compra de coches nuevos diésel, y en China se prevé un aumento de los medios de transporte con motores de combustión.

trafico-japon

España sigue legislando para eliminar los motores de combustión, especialmente los motores diésel. Así, esta semana el Gobierno anunciaba nuevas medidas para prohibir la matriculación de vehículos diésel, de gasolina o híbridos a partir de 2040. A partir de 2050 tendrían prohibido circular por las carreteras.

Estas medidas chocan con lo que está sucediendo en el continente asiático, especialmente en Japón, donde la evolución está siendo la inversa. Y es que a finales de la década de los noventa en Japón decidieron acabar con los motores de gasóleo, y de hecho lo hicieron.

En la década de los 2000 esta tecnología desapareció. Así, en 2005 sólo el 0,4% de los coches de particulares eran diésel y en 2015 la cifra era de menos del 1% del tráfico de todo el país.

Sin embargo, Japón vuelve a incentivar la compra de coches diésel. ¿Por qué? La primera cuestión es que las autoridades de este país consideran que los diésel de nueva generación con filtro de partículas son más limpios, especialmente los que se corresponden con la norma europea Euro 6. Este tipo de motores consume un 25% menos que los modelos de gasolina y sus emisiones de CO2 son un 15% menores.

A eso hay que sumarle que los propulsores diésel han conseguido reducir su emisiones de NOx en un 84% y de partículas un 91% con respecto a hace 15 años.

Con el objetivo de contar en 2030 con un parque móvil compuesto por entre un 5 y 10% de vehículos propulsados por gasóleo, se han puesto en marcha ayudas de 1000 euros para compra de un vehículo diésel, que ellos consideran ecológico, están exentos de algunas tasas y cuentan con un descuento del 75% en el impuesto de matriculación.

El futuro de las gasolineras está a la vuelta de la esquina

No lo decimos nosotros (aunque lo compartimos), es el título de un estudio elaborado por Oliver Wyman sobre las tendencias del sector.
gasolinera-futuro-oliver-wayman

La primera gasolinera ‘inteligente’ ya existe. Se encuentra en Beijing y está 100% conectada con los coches. Su objetivo: reducir a la mitad el tiempo que pasas en la estación de servicio, detectando automáticamente cuándo llega un vehículo al servidor y permitiendo que el conductor realice todo el proceso desde el interior del coche. Todo, desde la pantalla táctil del coche que deberá estar conectado a internet y contar con un sistema operativo centro en Internet de las Cosas, AliOS, creado por Alibaba. Éste se encarga de detectar la presencia del coche cerca del surtidor y desbloquear el mismo. El conductor puede detectar la cantidad y el tipo de combustible, así como los productos de la tienda que se deseen, y el empleado de la gasolinera se encarga del repostaje y de acercar el coche al pedido. Todo ello reduce a la mitad el tiempo que se pasa en la gasolinera.

 

El artículo elaborado por Oliver Wyman y publicado en el Energy Journal anticipa estaciones de servicio que evolucionarán hacia la automatización de los procesos gracias a aplicaciones y la conectividad de los recursos. Implicarán una nueva relación con los vehículos, con la posibilidad incluso de personalizar el combustible que se empleará. Serán espacios en los que disfrutar de la economía colaborativa con car sharing, el lugar en el que recoger tu pedido de Amazon o ver cómo un dron te lleva el pedido de la tienda hasta el vehículo mientras repostas. Para el socio de Oliver Wyman en España, Alejandro Gaffner, la transformación digital de las estaciones de servicio “es inminente” y sus efectos cambiarán el modelo económico del sector. “En los próximos años, los operadores que se anticipen al cambio contarán con una importante ventaja competitiva”, afirma en un artículo publicado en El Economista.

 

Otro de los retos que enfrentan las estaciones de servicio es la protección del medio ambiente junto a la seguridad tanto de los empleados como de los clientes. Para ello, deben abordarse medidas para proteger a los trabajadores frente a atmósferas explosivas y sistemas informáticos que permitan controlar al centilitro las existencias y gestión a tiempo real de los datos.
Aunque muchos de estos servicios son ya una realidad gracias a la tecnología que emplea GM Fuel en sus gasolineras y que aplicamos también a nuestra tarjeta de gasóleo profesional. ¿Quieres conocer más? Pincha aquí si quieres conocer nuestras estaciones de servicio y contacta con nosotros para comenzar a disfrutar ya de todas las ventajas de GM Fuel Card.

Bajan las ventas de coches diésel, suben las emisiones

Según informa Faconauto, las emisiones medias de CO2 han crecido un 1,8% en lo que va de año.

DIESEL

Las asociaciones de fabricantes y concesionarios han alertado de un aumento de las emisiones de CO2 a la atmósfera coincidiendo con una disminución de las ventas de coches diésel. La alarma creada en la población ha provocado que se apueste por motores de gasolina, más contaminantes que los nuevos modelos de gasóleo, los Euro 6.

Según informa Faconauto, las ventas de coches diésel han caído un 16,50% mientras que las de motores de gasolina han subido un 36,7%, suponiendo un 55% de todas las adquisiciones.

Aunque los Vehículos de Energías Alternativas (VEA) marquen el futuro de la industria del transporte, lo cierto es que su presencia actual es minoritaria y en un mercado dominado por los vehículos de combustión, los diésel modernos son esenciales para lograr los objetivos de reducción de emisiones que se están aprobando en Bruselas.

Para el presidente de Faconauto, Gerardo Pérez, “el incremento en las emisiones medias de CO2 de los coches vendidos en España es un claro indicador de que el debate que generado en torno al diésel es poco realista, lo que está resultando contraproducente para el objetivo común, en el que el sector está completamente involucrado, que es alcanzar una movilidad sostenible”.

En declaraciones a El País, el director general de Hyundai Motor España, Leopoldo Satrústegui, ha afirmado:  “Se ha creado la leyenda de que no se va a poder circular con los coches de gasóleo. La gente se pregunta qué va a pasar dentro de cinco años con su coche, si no le van a dejar usarlo o no va a poder venderlo. Los mensajes negativos han hecho que los clientes hayan cogido miedo a comprar un diésel”.

En la mente de los ciudadanos se encuentran aún las declaraciones de la ministra Teresa Ribera, las prohibiciones de acceder al centro de las grandes ciudades y el anuncio de determinadas marcas de eliminar los motores diésel.

Sin expertos no dejan de repetir que es necesario realizar una transición ordenada, no demonizar ninguna tecnología y, sobre todo, fomentar una renovación del parque móvil español. Un diésel con 10 años puede emitir hasta 100 veces más óxido nitroso que uno nuevo.

Icasa, la multinacional que nos garantiza nuestra tecnología

Para garantizarte el mejor servicio contamos con la tecnología de Icasa, la multinacional que hace unas semanas nos dedicaba hace unos días una entrada en su sección de noticias.

icasa

La tarjeta de gasóleo profesional GM Fuel cuenta con la tecnología de Icasa en colaboración 2i. Desde la gestión del stock hasta el manejo de la tarjeta por parte del cliente, pasando por la autorización de las transacciones, la facturación y un portal para los clientes, esta tecnología nos permite ofrecerte la máxima seguridad y privacidad de una forma sencilla y accesible.

En GM Fuel buscábamos una solución para controlar nuestro negocio y ofrecer a nuestros clientes, tanto estaciones de servicio como usuarios de nuestra tarjeta, propuestas más flexibles en cuanto a consumidores, límites, definición de productos o activar y desactivar tarjetas.

La autorización de las tarjetas y las transacciones así como la facturación al cliente forman parte también de nuestro proyecto de tarjeta. Para ello empleamos XPetro de Icasa, el gestor que permite seguir de cerca el trabajo de nuestros agentes y la evolución diaria, con un histórico que nos permite detectar y seguir las tendencias y evoluciones.

Así, podemos conocer la media de consumo por estación por día e incluso comparar días de la semana. De ese modo, se puede controlar el stock y manejar de un vistazo la situación de todas las estaciones, garantizando el suministro en todo momento para nuestros clientes.

Esos mismos consumidores pueden además consultar sus transacciones, descargar sus facturas y activar alertas que avisen de actividad en sus tarjetas para permitir una inmediata intervención en el caso de ser necesario.

Icasa Group, internacional con sede en Bélgica, es un proveedor de servicios y productos de ingeniería e innovación. Además, trabajan como consultores de servicios y negocios.

Tienen una fuerte presencia en más de 30 países, pero especialmente en Países Bajos, Eslovaquia y España.

Asociaciones de consumidores, industria y sindicatos alertan de los efectos de la persecución al diésel

El gobierno ha anunciado ya el coste que la subida de impuestos tendrá para los ciudadanos

diesel

Estos días conocíamos lo que tendrán que pagar de más los ciudadanos por el incremento fiscal al diésel: 3,3 euros al mes de media, si tomamos como ejemplo al consumidor que realiza unos 15.000 km al año y dejando fuera a profesionales como transportistas y taxistas. O lo que es lo mismo, alrededor de 38€ cada mil litros. Eso supone pagar 2.15€ más, aproximadamente, al llenar el depósito con una capacidad media de 57 litros. Para la ministra de Hacienda “no se va a notar en el bolsillo de los ciudadanos”, según unas declaraciones publicadas en Europa Press.

 

Sin embargo, no es la única forma de medir el coste real de las nuevas medidas contra los diésel. Así, las principales asociaciones españolas del sector de la automoción han pedido que no se ataque a una determinada tecnología por el efecto de incertidumbre que se traslada a la ciudadanía, a la vez que defienden el diésel como el combustible más eficiente y con menores emisiones de CO2.

Y es que el coste de la persecución al diésel no se paga únicamente al llenar el depósito, también en las inversiones que puede recibir nuestro país y en empleo, directos o indirectos. Eso es lo que creen los presidentes de Anfac, José Vicente de los Mozos; Faconauto, Gerardo Pérez; Ganvam, Lorenzo Vidal de la Peña; Sernauto, María Helena Antolín, y Aniacam, Germán López Madrid.

También la OCU ha alzado la voz para criticar el aumento de un impuesto que califican como ineficaz desde el punto de vista medioambiental. Para la Organización de Consumidores y Usuarios el foco se debe poner en los vehículos que más contaminen, sin tener en cuenta su tecnología. Además, piden que la equiparación de los impuestos de gasolina y diésel se realice a la baja y no al alza, como ha sido. Otra de sus solicitudes es que el dinero recaudado sirva para subvencionar la compra de vehículos más ecológicos y eficientes.

Por su parte, la Coordinadora de UGT FICA ha reclamado al Ejecutivo que paralice la “criminalización” que se está haciendo hacia los vehículos diésel “como culpables de la situación medioambiental”.

La organización sindical afirma que la presión del diésel, unida a las homologaciones de motores (WLTP) ha tenido un coste de casi 35.000 empleos en España, por lo exigen una transición coherente y pausada.

En GM Fuel ya dejamos constancia de la posición de la Unión de Petroleros Independientes y seguimos pendientes de los movimientos del Gobierno mientras seguimos trabajando para ofrecer a nuestros clientes combustibles más eficientes, eficaces y limpios.

 

GM Fuel es la opción responsable por eficiencia, economía y sostenibilidad

El aditivo Aderco que utiliza GM Fuel mejora la eficiencia de los vehículos y reduce la contaminación.

 

El secreto de la eficacia de unos combustibles respecto a otros se encuentra en la mayoría de las ocasiones en los aditivos que los acompañan y que mejoran tanto el rendimiento del vehículo, además de cuidarlo.

En en caso de GM Fuel, uno de esos aditivos es Aderco, que permite una reducción de la contaminación. A eso hay que sumarle una mayor economía de combustible y menos piezas de repuesto. Con todo, obtenemos una mejora de la eficiencia, una reducción de los costos y un beneficio para el medio ambiente.

Una de sus características principales es que es 100% orgánico, reduciendo los efectos nocivos de las impurezas en los combustibles modernos y mejorando la combustión.

Los motores tratados con Aderco usan menos combustible, son más fiables y contaminan menos. Y no hay que esperar mucho, ya que comienza a trabajar tan pronto como se agrega al tanque.

 

Beneficios antes de la combustión:

Las impurezas en el combustible forman aglomerados, que acumulados en filtros y bombas de obstrucción reducen su vida útil y obstaculizan la entrega del combustible, que además se queda atrapado en los lodos del fondo de los tanques.

 

  • Aderco divide aglomerados y los dispersa.
  • Los lodos se descomponen para liberar combustible.
  • Los tanques están más limpios y protegidos contra la corrosión.

 

El combustible fluye más libre y los filtros permanecen limpios por más tiempo, lo que evita un servicio reducido y costos de reemplazo, además de una mayor fiabilidad.

Aderco también puede resolver la contaminación del agua, la estratificación y la oxidación del combustible.

 

Durante la combustión

La combustión incompleta reduce el rendimiento y aumenta el desgaste del motor. Además redunda en residuos y depósitos en inyectores, pistones y cilindros.

Con Acerco:

  • Los contaminantes en el combustible se dispersan y se queman de manera más eficiente.
  • El aditivo produce una niebla de combustible mucho más fina: las gotitas son más pequeñas y de mayor número, mejorando combustión.
  • Se reduce la contaminación del aceite lubricante y aumentan las propiedades lubricantes del combustible.
  • Es 100% orgánico y no deja ningún rastro de metal o ceniza.

En definitiva, los motores tratados con Aderco usan menos combustible, requieren menos mantenimiento y son más confiables.

 

Después de la combustión

La combustión incompleta es un factor importante en la contaminación. Los motores tratados con nuestro aditivo tienen un escape notablemente más limpio, o lo que es lo mismo, con menos emisiones de contaminantes como CO y NOx. También hace que el arranque sea más fácil y suave, lo que equivale a menos menos ruido y humo.