Nueva normativa de reducción de emisiones para camiones

Con la mirada puesta en 2030, fecha límite impuesta por Bruselas para la aplicación del Acuerdo de París, desde el 1 de enero de 2019 los nuevos camiones pesados fabricados en la Unión Europea tendrán que ir acompañados de una declaración que muestre el consumo de combustible y las emisiones de CO2.

emisiones

Según informan desde Volvo en Transporte al Día, uno de los fabricantes más importantes del continente, esta reducción de emisiones permitirá al consumidor comprar los vehículos con pleno conocimiento de su consumo y su impacto en el medio ambiente.

El Acuerdo de París tiene como objetivo la reducción de las emisiones de CO2 en al menos un 40% en 2030. En el documento elaborado por la propia institución comunitaria, las emisiones de los camiones, los autobuses y los autocares representan actualmente cerca de un cuarto de las emisiones de dióxido de carbono del transporte por carretera, y se prevé un aumento de hasta un 10 % entre 2010 y 2030.

Actualmente la UE no contaba con normas sobre eficiencia de los combustibles en este segmento, que están sujetos a la misma norma de contaminación ambiental que turismos y furgonetas.

Una disminución de las emisiones y de la eficiencia no sólo es beneficioso para el transporte, también para los usuarios finales y como no para el planeta. El hecho de que esta medida se ponga en marcha en 2019 se debe a que la vida útil de los camiones es, de media, unos 10 años, por lo que los vehículos fabricados hasta ese momento estarán en las carreteras en 2030.

Investigación, innovación y competitividad

Según el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC) de la ONU, el tráfico pesado representa alrededor del 6% las emisiones globales de gases de efecto invernadero, y el sector depende en gran medida de los combustibles fósiles.

Actualmente se están realizando pruebas con combustibles alternativos para mejorar la eficiencia del sector, pero no podemos olvidar las propias acciones de investigación e innovación que se están realizando en el sector de los carburantes. En GM Fuel trabajamos con la conciencia de que el futuro es verde y de que tenemos que avanzar hacia gasóleos y gasolinas menos contaminantes y más eficientes. Además, otro de nuestros objetivos es cuidar el motor de los vehículos, para que su funcionamiento implique también una mejor sostenibilidad.  Este trabajo se combina con motores de combustión cada vez menos contaminantes y más eficientes.

Otras medidas de las que ya os hemos hablado son el platooning, que no sólo aumenta la velocidad sino que también mejor la eficiencia al reducir los frenazos y acelerones.

¿Qué otras medidas creeis que se pueden implementar para caminar hacia un transporte sostenible?

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *