¿Por qué se gasta más gasolina en invierno?

Comienzó el invierno aunque ya lo hicieron unas semanas antes las lluvias y las bajas temperaturas tras un otoño inusualmente seco y cálido. Y con el frío llegó a otro efecto, un mayor gasto de gasolina. ¿Te has preguntado por qué?

gasto gasolina

Aunque los vehículos estén preparados para soportar un amplio espectro de temperaturas, lo cierto es que el frío intenso puede aumentar el consumo de combustible entre un 10 y un 15%, según indica en su blog Citroën.

Y no es la única fuente que habla del tema, Autoblog Green indica varias causas que pueden afectar a este aumento del gasto:

  • El carburante. Al refinar el petróleo para crear la gasolina se producen componentes líquidos y pesados. Los primeros reducen el punto de congelación y facilitan el arranque del motor del frío. Además, la gasolina en invierno está refinada para reducir aún más el punto de congelación a través de unos aditivos.

La mezcla de esos aditivos y de los componentes ligeros baja la energía por litro y, por lo tanto, aumenta el consumo.

 

  • Los lubricantes. Con el frío aumenta la viscosidad de los lubricantes del motor, la transmisión o los ejes y, a una mayor resistencia, mayor gasto de energía y, en consecuencia, más consumo.

 

  • Baterías. Éstas pierden gran parte de su energía con el frío, por lo que el alternador del vehículo debe trabajar durante más tiempo. A esto se le une el uso de asientos calefactados o lunetas térmicas, que elevan el gasto energético.
  • Estado de la carretera y de los neumáticos. La combinación de carreteras mojadas y neumáticos desgastados produce una pérdida de energía al patinar el vehículo. Además, el hielo y la nieve multiplican este efecto y ello se suma a una mayor densidad del aire cuando bajan las temperaturas, con lo que aumenta la resistencia aerodinámica.

Recomendaciones para ahorrar gasolina en invierno

En Kilómetros que Cuentan nos dan unas pautas que podemos aplicar para ahorrar combustible con bajas temperaturas.

  • Cuida tu vehículo. Un buen mantenimiento es fundamental para controlar el consumo de combustible. Revisa aceite, refrigerante, líquido de frenos… y por supuesto, los neumáticos.
  • Conduce de forma eficiente. Procura no pasarte con las revoluciones, conducir de forma brusca, evitar acelerones y conducir con marchas cortas.
  • Espera para encender la calefacción. Sobre todo porque no hará efecto y sobre cargará la batería. Y mejor si sale desde abajo, ya que el calor sube y subirá la temperatura de todo el habitáculo.

GM Fuel

En GM Fuel conocemos la importante del proceso de creación del combustible y los aditivos, por eso nuestra gasolina está pensada para cuidar el motor de tu vehículo. ¿Quieres conocer más de nuestra Gasolina 95 EXTRA? Contacta con nosotros.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *