Tu tarjeta de gasóleo GM Fuel Card te ayuda a evitar el fraude

Una de las cosas que teníamos más claras cuando pusimos en marcha GM Fuel Card es que tenía que tener las máximas medidas de seguridad y que tenía que ser una herramienta contra el fraude.

gasoleo

¿Cómo puede ser una tarjeta de pago de carburante anti fraude? Garantizando que con ella no se pueden pagar artículos de tienda que no sean combustible, es decir, ajustando el uso a su función y por lo tanto, protegiendo al titular de un uso fraudulento.

La directiva 2015/2366 de la Unión Europea establece que el uso de las tarjetas de combustible debe estar limitado a bienes y servicios relacionados con la movilidad.

Así, está permitido el pago de combustibles como Diesel, Gasolina, Biocarburantes, AdBlue (u otros aditivos similares que sirven para el objetivo de realizar las normas de emisión de la Unión Europea) y Gas (CNG, el GNL).

El pago de artículos como el peaje de autopista, viñetas, aparcamiento, honorarios de túnel y  transbordadores entre otros también está contemplado en la normativa, así como la compra de artículos, líquido o no líquido, directamente relacionados con el vehículo.

Sin embargo, no se permite el pago de artículos no relacionados con el vehículo, aunque estén disponibles en las estaciones de servicio, como por ejemplo comida y bebida.

¿Quiénes pueden usarla? Los usuarios de las tarjetas de pago de gasóleo son mayoritariamente empleados (los conductores especialmente) de los titulares, ya el que el objetivo es facilitar la relación entre empresas de transporte.

Por otro lado, el uso de la tarjeta está limitado a los establecimientos adheridos, en nuestro caso, estaciones de servicio. Si quieres saber cuáles son, puedes consultarlas aquí.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *