gmfuel

Estaciones de servicio, distintas realidades y funcionalidades

Las estaciones de servicio pueden ser un espacio dinámico que facilite la atención a los usuarios y ofreciendo valor añadido en forma de restauracion, tienda, parking, duchas, personal… Pero frente a este modelo, también se encuentran las llamadas gasolineras desatendidas, en las que el factor humano desaparece a cambio de una funcionalidad llevada al extremo y precios bajos. Son las llamadas low cost.

Diseño sin título (1)

A principio de febrero la decisión de la Comisión Europea de multar con hasta 600.000 €/día a las comunidades que prohíben las gasolineras desatendidas cayó como un jarro de agua fría en las Comunidades Autónomas que habían legislado en contra de esta figura: Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Navarra, País Vasco, Baleares y Murcia. De hecho, la Comunidad Valenciana, por «imperativo legal» en palabras de su conseller de Economía, Rafael Climent, ya ha derogado la norma que impedía la instalación y funcionamiento en esta autonomía de estaciones de servicio sin personal. Por su parte, el gobierno balear prepara una tanda de alegaciones a la UE poniendo sobre la mesa los puestos de trabajo en peligro y las especiales condiciones que la insularidad les otorga.

Antonio Maudes Gutiérrez afirma en este artículo publicado en El Confidencial que el número de gasolineras desatendidas en España es anormalmente reducido, un 5% de las aproximadamente 10.000 estaciones de servicio de nuestro país. Así, este porcentaje sube en Suecia hasta el 61,1% y en Dinamarca llega al 65,9%.

Más que una gasolinera

En el otro extremo tenemos a las estaciones de servicio como las nuestras, con instalaciones complementarias que echar gasolina sea algo más que un acto necesario y breve. Al contrario, buscan convertir el paso, sobre todo de los profesionales del volante, en una experiencia. Es apostar por un valor añadido, y atender las necesidades de aquellos que pasan horas sentados en una cabina. La orientación al descanso, el poder pasar la noche en un parking vigilado de trucks… todo cuenta para ofrecer el mejor servicio.

Pero además de esta normativa europea, la realidad del servicio que se ofrece en las estaciones de servicio puede variar debido a otra normativa comunitaria, exáctamente la que prohibe el descanso en la cabina. Ante todos estos cambios, hoy os preguntamos, ¿qué tipo de estación de servicio preferís, una low cost desatendida sin ningún valor añadido aunque con la gasolina más barata, o gasolineras que cuentan con servicios destinados al descanso y el avituallamiento y que ofrezca combustibles de última generación? Y también, ¿realmente existe tanta diferencia en el precio de una y otra? En El Confidencial se señala que la diferencia entre atendidas y las desatendidas es del 1,9% en el caso de la gasolina, y del 2,7% en el caso del gasóleo, siempre teniendo en cuanta que en las low cost se apuesta por combustibles muy básicos sin los aditivos que aumenten la calidad. También se nos viene a la cabeza otra pregunta, ¿qué pasa con las personas de movilidad reducida o aquellas que necesiten ayuda?

Muchas preguntas que tendrán que ir siendo respondidas con el tiempo y con la evolución del mercado y la normativa. Mientras, nosotros seguiremos ofreciéndote el mejor producto en las mejores estaciones. ¡Apostamos por la calidad!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *